La vida cambia, la gente no.

En un mes seré mayor de edad y no puedo evitar empezar a tenerle cierto asco al mundo… Bueno, igual estoy siendo algo duro… Digamos que no puedo evitar ser pesimista respecto al mundo… ¿Mejor?

Llevan años vendiéndome que la universidad iba a ser la experiencia de mi vida, que allí iba a conocer a gente de mis mismos intereses, que iba a ser el lugar en el que haría a los amigos que serían para siempre. En estos primeros días solo puedo ver en mis compañeros a personas inaccesibles, personas que intentan recubrir sus miserias con una sonrisa nerviosa y una apariencia elevada de sí mismos. Supongo que es normal.

Una de las cosas que más me ha reventado durante el instituto ha sido las ganas de aparentar, de presumir… Las redes sociales han acrecentado esto… Cada vez que alguien sale de fiesta publica una foto en snapchat con la hora a la que llega, para que sus contactos al día siguiente lo vean y digan: “Oh, que guay eres”. No sé, supongo que todos pecamos un poco de esto pero esto acaba difuminando un poco lo que es para cada uno ser feliz.

Pero ¿cómo vas a saber si eres feliz? Constantemente nos venden una imagen de competitividad; competitividad laboral, estudiantil, de quien sale más de fiesta, de quien liga más y de quien es más guapo. Y es que ahora llego a la universidad y la gente sigue presumiendo de lo mismo, de lo tarde que llegan a casa, de lo guapos o listos que son y de todo el alcohol que han bebido a lo largo de su vida.

Lo peor viene cuando uno se da cuenta que no es culpa de las personas individuales, sino del mundo que las rodea, no paro de ver gente que trata de ser aceptada, querida, que trata de ser feliz y para ello termina cayendo en las absurdeces anteriores.

Y en medio de todo ello estoy yo con mis miserias y alegrías, con mis ganas de ser aceptado y de pertenecer, de ser algo más que un complemento para los demás y de trascender en la vida de la gente de alguna manera; con mis ganas de cumplir mis sueños y ser feliz. Como todos.

Por último, me gustaría citar un fragmento del libro “La noche se llama Olalla” de Jesús Ferrero, el cual expresa muy bien la idea de este post: “Es una manera de seguir viviendo. ¿Dónde? En la memoria de los otros. Ahí seguimos habitando misteriosamente, y solo cuando la última persona que nos recuerda muere, llega nuestra muerte más definitiva. Lo que podría llamarse la segunda muerte. Esa segunda muerte me espanta casi más que la primera”.

Sin nada que añadir, un abrazo.

Sergio.

Anuncios
La vida cambia, la gente no.

10 canciones para no deprimirte

Buenas Anfilologos;

A veces necesitamos algo que nos anime, algo que nos ayude a salir adelante, yo encuentro en la música un gran refugio, aquí os dejo una lista de canciones que me motivan y me ayudan a seguir adelante, un saludo.

1. Viva la vida – Coldplay: Que decir, una canción fantástica con una letra profunda, encantadora y que te hace sumergirte en la canción, el cantante se identifica con un rey, el cual lo hizo todo mal, y ahora su reinado ha acabado, sencillamente fantastica.

2. Welcome to The Black Parade – My Chemical Romance: Una canción que nos invita a seguir adelante,  sin que nadie nunca nos cambie, sin que nadie nos derrote y sin que nadie nos haga sentir inferiores a ellos.. We’ll carry on amigos.

3. Up in The Air: 30 Seconds to Mars: Una canción cargada de energía, en realidad es una canción de desamor, el cantante se pregunta si es el final, pero finalmente se da cuenta que hoy es el día de cambiar las cosas, de olvidar y de seguir adelante.

4. It’s Time – Imagine Dragons: No podía faltar. Una canción que por un lado nos anima a cambiar, a mejorar, pero que por otro lado, nos hace ver lo dificil que es cambiar, por lo que despues de contarnos todo por lo que uno deberia cambiar, acaba diciendonos… “I’m never changing who I am”

5. We Got the Power – Loreen: Una canción preciosa. que nos anima a amar, ya que nosotros somos los que tenemos ese bendito poder.. El de amar.

6. Hallelujah – Leonard Cohen: Cientos de versiones se han hecho de esta canción, pero la voz rota de Cohen la hace.. Impresionante. Una canción religiosa.. pero.. que te deja sin palabras, altamente recomendable.

7. Dan in the Den – Bastille: Sin  duda mi canción favorita de Bastille, desde ese primer “Go, go, go, go..”  ya es perfecta, su mensaje es un poco que siempre habrá gente que nos intente hacer daño, pero que siempre habrá otra que nos quiere, y que ellos siempre estarán para ti.

8. Alone Together – Fall Out Boy: El cantante nos habla de que lleva un camino problemático el cual le acabará llevando a la ruina, el cual persigue volver al pasado seguramente para cambiarlo.

9. Little Talks – Of Monsters and Men: Una canión que trata sobre dos personas, que a pesar de que se quieren, no pueden estar juntos, por unas u otras causas, el estribillo nos dice, que aunque la verdad puede cambiar, la corriente arrastrara esos dos cuerpos a la orilla, es decir, que a pesar de todo el tiempo que han estado separados, al final, estarán juntos, porque es su destino.

10. Basket Case – Green Day: Una canción por la que no pasan los años, en realidad no tiene ningún mensaje muy profundo, pero si una marcha increible y te anima por narices. La canción trata sobre una persona bipolar, a la que el psiquiatra no le hace nada, al que su mente le traiciona, y el cual esta obsesionado con el sexo. Fantástica.

 

Hasta aquí está bien, gracias por leerme, y deja tus canciones motivadoras en los comentarios.

Un saludo Anfilologos Execrables.

10 canciones para no deprimirte